Conozca sus Dark Data para conocer su negocio, ¡y su potencial!

¿Has pensado en la cantidad de datos creados en todo el mundo? Según Statista, en 2020 generaremos 47 zettabytes y gracias a los nuevos retos tecnológicos, como el internet de las cosas, se estima que la cantidad de información digital generada en 2035 ascienda a los 2.142 zettabytes (1 zettabyte = 1000 millones de terabytes).

Estamos atravesando una época de revolución de los datos. No solo por la abundancia de datos, sino por las tecnologías que impulsan la transformación digital. Pero, ¿por qué los datos son tan importantes? Los datos generan información y esta, a su vez, conocimiento. Por tanto, podemos afirmar que los datos se han convertido en un activo clave y estratégico de las compañías. Sin embargo, muchas compañías crean y recopilan sus datos sin inventariar lo que tienen y con un proceso ineficiente. Esto no solo deja las compañías en riesgos de incumplimiento regulatorios, sino que también significa perderse un conocimiento valioso que podría ayudarlas a mejorar sus productos, servicios, productividad y experiencias del cliente.

Para no perder oportunidades de negocio, las compañías necesitan traer los datos a la luz y conocer sus dark data. Gartner define dark data como los activos de información que las organizaciones recopilan, procesan y almacenan durante las actividades comerciales regulares, pero que generalmente no se utilizan para otros fines (por ejemplo, análisis, relaciones comerciales y monetización directa).

Empiece con el descubrimiento de los datos

Los usuarios de negocio pasan días, semanas o incluso meses buscando los datos que necesitan o los datos correctos para generar sus informes. Para arrojar luz sobre los dark data, las compañías deben sentar las bases en una eficiente gestión de datos. Deben saber qué datos tienen, de dónde provienen, quién los usa, cómo se han transformado y asegurar su calidad en cuanto a completitud, coherencia y consistencia. Al final, los datos solo tienen valor cuando son comprensibles y de calidad.

Este proceso comienza con la creación de un inventario de datos técnico y funcional (metadatos) de las fuentes de datos internas y externas. Los metadatos ayudan a clasificar los datos, lo que facilita su interpretación, uso dentro de la organización y mejora el análisis.

Establezca confianza

Los metadatos son una herramienta fundamental y poderosa para el gobierno del dato. Una buena definición e implementación de un modelo de gobierno del dato irá garantizar que los datos sean confiables y reducirá los riesgos en las tomas de decisiones.

El gobierno del dato proporciona un enfoque holístico para administrar y proteger los datos, incluye personas (roles y responsabilidades en torno al dato), comités, procesos, políticas y tecnologías necesarias para respaldar los datos como un activo de la compañía.

Promueva la cultura y curiosidad

Nuevas y potentes herramientas de análisis nos están brindando la posibilidad de utilizar los datos para la toma de decisiones más inteligentes. Estas herramientas incluyen tecnologías que nos ayudan a extrapolar, enfocar, visualizar, reflexionar, modelar y predecir, sacando el máximo provecho de los análisis avanzados del dato.

Pero incluso más allá de eso, las organizaciones necesitan un cambio cultural profundo que no ocurre de la noche a la mañana. La curiosidad en torno a los datos debe estar entretejida en la estructura de las empresas como si fuera un elemento crítico de su función de supervivencia. La explotación de los dark data conduce inicialmente a la pérdida de tiempo, esfuerzo, conclusiones erróneas y experiencias frustrantes, por lo que una cultura del dato no va suceder orgánicamente. Es parte fundamental del liderazgo inspirar y promover la curiosidad en torno al dato, creando un ambiente que valore las preguntas constantes.

Guardar los datos que se crean todos los días no significa nada si no sabemos cómo usarlos estratégicamente. Al igual que el petróleo, los datos en sí tienen poco valor intrínseco. Más bien, lo que realmente importa es la información y el conocimiento que se puede obtener de ellos.