jGRASP el IDE más ligero para JAVA

Cuando pensamos en dar nuestros primeros pasos en el mundo de la programación es común hacerse a la errónea idea de que debemos hacer una inversión importante en cuanto a recursos de hardware. Influenciados o no por el mundo del cine, HollyWood siempre nos ha puesto esa imagen de alta tecnología al alcance de unos pocos pero en realidad es exactamente lo contrario y puedes programar con hardware con capacidades muy modestas.

 

jGRASP, un entorno de desarrollo ligero

Para programar en realidad no necesitas otra cosa que un editor de texto y un compilador o intérprete del código que estás escribiendo pero siempre es una acertada recomendación que trabajes sobre alguno de los IDE más utilizados en programación Java, pues simplificará en gran medida todo el proceso hasta ver tu proyecto finalizado. Los entornos de desarrollo más populares son, sin lugar a dudas, ECLIPSE y NetBeans. Ambos incluyen importantes mejoras que optimizan nuestro flujo de trabajo hasta un rendimiento óptimo pero tienen un “defecto” común: todos gustan de devorar ingentes cantidades de memoria RAM. Por fortuna existe una alternativa que puede hacernos la vida más fácil sin tener que forzarnos a actualizar nuestro hardware: jGRASP es un entorno de desarrollo ligero para comenzar tus desarrollos.


Desarrollo jGRASP

 

Desarrollado en JAVA por el Samuel Ginn College of Engineering de la Universidad de Auburn en su departamento de ciencias de la computación e ingeniería de software. Funciona bien en todas las plataformas con JVM y cuenta además con una función muy similar a la que comentamos en otro artículo con BlueJ al proporcionar visualizaciones y producción de software CSD (diagramas de estructuras de control), Diagramas de Clase UML, así como vistas Dinámicas y vistas Canvas.

Por si esto no fuera poco, con jGRASP también podemos desarrollar aplicaciones basadas en C, CPP, Objective-C, Python, ADA y VHD.

 

Valoraciones y primeras impresiones

Lo interesante de jGrasp es que permite trabajar con distintos lenguajes de programación orientados a objetos y desarrollar aplicaciones portables. Al contrario de otros compiladores tradicionales que convierten el código fuente en instrucciones a nivel máquina, el compilador jGRASP traduce el código fuente a un código intermedio denominado Bytecode que luego es interpretado por la máquina virtual para ejecutar el programa, ofreciendo puntos de vista basados en interfaz estructural y de otro tipo de estructuras de datos, que genera FGPC para java además de poder desarrollar diagramas UML para Java.

Si buscas comparar jGRASP con Netbeans encontrarás que el código tiene que escribirse completo incluyendo la función principal, algo que en NetBeans solo se tiene que escribir las instrucciones, pues la función principal es generalmente descrita por el mismo compilador sin necesidad de escribirla junto con las instrucciones.

Por todo esto podemos decir que jGRASP es más un IDE pensado para el aprendizaje y no tanto para un entorno de producción. No por ello dejaremos de darle una oportunidad.

El proceso de instalación es sumamente sencillo. Debemos descargar la última versión de jGRASP desde su web oficial no sin antes recordar que debemos disponer de la última versión del JDKdisponible para Java. Dependiendo de tu sistema deberás elegir la versión para MS/Windows, macOS X o GNU/Linux.

Una vez finalizada la instalación, el entorno de trabajo es muy similar a lo que conocemos de otros como NetBeans o jBlue. Aunque siempre es recomendable, antes de comenzar a trabajar, familiarizarnos un poco con sus particularidades. Por ejemplo, siempre es buena idea revisar la documentación disponible y personalizar nuestro entorno con algunos plugins. Gracias a Checkstylepodemos determinar y automatizar tareas relacionadas con nuestro estilo de programación (Tools > Checkstyle > Configure) o con FingBugs podremos detectar con mayor facilidad los posibles errores de nuestro código durante el proceso de depuración y de este modo hacer nuestro código estable.

 

Conclusión

Es posible que al poco de usar este IDE comiences a echar de menos muchas funciones como las presentes en IDEs más populares, pero si tu máquina adolece de poca RAM o solo quieres estudiar un proyecto y editar unas pocas líneas de código sin caer en la “trampa infernal” de los editores de texto avanzados como NotePad++ o SublimeText, jGRASP puede ser el aliado perfecto para tener en nuestra colección de programas y utilidades de nuestra memoria USB.


Guía de Posibilidades Profesionales en el Ecosistema de Java